Download Free FREE High-quality Joomla! Designs • Premium Joomla 3 Templates BIGtheme.net

10 consejos para reducir los efectos de la llegada del horario de invierno.

El próximo sábado 13 de mayo debemos retrasar nuestros relojes en una hora. Es decir, cuando se cumplan las 00:00 tendremos que regresar nuestros aparatos hasta las 23:00 horas. Esto porque las autoridades ya dieron por confirmado que volverá el horario de invierno para todas las regiones de nuestro país, excepto la de Magallanes, que tendrá un horario único.

Sin embargo, son muchas las personas que se mantienen alerta por los posibles efectos que el cambio de hora pueda tener en, por ejemplo, el descanso.

La llegada del horario de invierno puede implicar trastornos en el sueño, los hábitos alimenticios y el estado de ánimo. Esto pueden derivar en un aumento del cansancio, la irritabilidad, la falta de concentración o estados depresivos que, de todas maneras, no deberían durar más de una semana.

Todo esto porque nuestro cerebro tiene un regulador horario que se orienta mediante la luz solar y nuestra rutina derivada de ello, activando un ciclo diario que afecta a los niveles de las hormonas: cortisol, de crecimiento, consolidación de la memoria adquirida y el resto de relojes internos, entre ellos el de la presión arterial, el ritmo cardiaco o los periodos de sueño y vigilia.

Según Francisco Flores, sicólogo y director de la ONG Mente Sana, cualquier cambio en nuestros hábitos requiere de un proceso de adaptación, con el objetivo de que el organismo logre incorporar estas modificaciones. “Estos cambios afectan de distinta manera de acuerdo a la edad de la persona, siendo los niños y los adultos mayores los que pudieran presentar mayores dificultades para este ajuste”, explica.

Considerando que los efectos son más sicológicos que orgánicos, a continuación te presentamos 10 consejos para enfrentar la llegada del horario de invierno de buena forma:

  1. Comenzar a hacer estos cambios en el sueño unos 3 ó 4 días antes del cambio de hora, de manera de estar más preparados para cuando se realice. Por ejemplo, acostarse 20 minutos antes de lo habitual
  2. Apagar la televisión más temprano de lo acostumbrado
  3. No utilizar celular, computador o tablet antes de acostarse porque tienen demasiada luz y alteran las pautas del sueño.
  4. No dormir la siesta durante unos días.
  5. No variar los hábitos alimenticios, evitando las comidas tardes y pesadas que son incompatibles con un descanso adecuado.
  6. Haz bien la digestión tras la cena; deja pasar al menos 2 horas antes de ir a dormir.
  7. Practicar ejercicio físico moderado, pero no inmediatamente antes de dormir.
  8. Evitar el consumo de alcohol, así como el de café y bebidas colas, a últimas horas de la tarde.
  9. Si los síntomas persisten más de una semana consultar con un especialista.
  10. Adaptar nuestra casa: bajan las temperaturas, hay menos horas de sol y es necesario acomodar nuestra casa al cambio de clima. Se acaba el otoño y el calor, y se debe pensar en la calefacción. Dejar las cortinas y persianas levantadas para airear nuestra casa durante el día, sobre todo dormitorios limpios, ventilados y ordenados.

Te puede interesar

¿Cómo terminar una relación sin causar tanto daño?

Nunca es fácil terminar una relación, eso es algo que hay que dejarlo claro. No …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *